MISA SOLEMNE PARA CELEBRAR LA DEDICACIÓN DE LA CATEDRAL

El pasado domingo, la Catedral de Jaén celebraba su dedicación, de la que se cumplía el 357 aniversario. Por este motivo, el Obispo de la Diócesis, Don Amadeo Rodríguez Magro presidía una Eucaristía solemne, en la que además estuvo acompañado por sacerdotes de las Pastorales del Sordo de toda Andalucía.

Después del acto de toma de posesión de D. Francisco Juan Martínez Rojas como Deán-Presidente del Cabildo Catedral, los canónigos junto al Prelado jiennense participaron en la Eucaristía en el domingo en el que la Iglesia universal ora por las Misiones, el domingo del Domund.

Además, la Santa Misa, contó con la presencia de un importante grupo de sordos y sordo ciegos que durante el fin de semana participaron en el XIII Encuentro que tuvo lugar en Jaén, por lo que estuvo signada en lengua de signos por intérpretes de la Pastoral del Sordo, también desde el presbiterio los sacerdotes concelebrantes, miembros de las Pastorales del Sordo, estuvieron signando toda la celebración.

El Evangelio, fue proclamado por el Director diocesano de la Pastoral del Sordo, D. Germán García Aguilera.

Homilía
El Obispo de Jaén inició su homilía saludando a los miembros de la Pastoral del Sordo y Sordo ciego de toda Andalucía, que durante todo el fin de semana habían participado en el Encuentro que se ha celebrado en Jaén. “Los miembros de las Pastorales del Sordo– explicó Monseñor Rodríguez Magro- son el grupo de personas que participan, como cristianos, en el cultivo de su fe y de su vida cristiana, siempre bien acompañados de los intérpretes que puedan transmitirles la Palabra de Dios y de alguna manera el corazón de Cristo”.

Seguidamente, el Prelado continuó su homilía poniendo de relieve el Domund, “una fiesta que le da sentido misionero al mes de octubre y nos recuerda a toda la Iglesia que tenemos una misión que cumplir, y que es la del envío. Por eso la Iglesia está activa y repartida en todo el mundo llevando el Evangelio ad gentes”. Don Amadeo destacó el lema escogido este año para el día del Domund, ‘Sé valiente, la misión te espera’para explicar que “se puede acoger esta llamada a ser valientes de muchas maneras. Afortunadamente hay muchos hombres y mujeres que acogen esta llamada dejando su casa, su tierra y llevando a Jesucristo en el mundo entero. Pero naturalmente, sabéis que la misión en la Iglesia no es una misión individual, sino que la misión de la Iglesia es un envío: los misioneros van a anunciar el Evangelio en nuestro nombre, en nombre de estas Iglesias por las que son enviados”. En este sentido incidió en que “esa llamada del lema es también una llamada a nosotros para acompañar a nuestros misioneros. Y hay dos modos de acompañarlos, un acompañamiento espiritual, y también de una llamada a nuestra generosa colaboración y cooperación económica”.

Para concluir su homilía, el Obispo se detuvo en la fiesta de la dedicación de la Catedral, del que dijo que es “el templo corazón de la Diócesis de Jaén. El lugar donde se nos ofrece la Palabra de Dios y se nos ofrece desde el ministerio del Obispo, pero este templo- afirmó el Prelado jiennense– es además símbolo de una Iglesia que lleva muchos siglos aquí cumpliendo su misión, y una Iglesia que siempre quiere dar gloria a Dios y estar disponible para todos, porque todos necesitamos el amor, la ternura y la misericordia de Dios. Por eso hoy, vamos, de un modo especial, a contemplar y admirar la belleza de este edificio y en ella descubramos la belleza de  lo que somos nosotros como cristianos y como comunidad cristiana”. Por último tuvo unas hermosas palabras en referencia al Santo Rostro, que custodia el Templo de Vandelvira, “El verdadero templo lo constituimos nosotros y estamos edificados sobre Cristo, por eso hoy es el momento para reconocer que Cristo Jesús hace de nosotros un edificio, un templo vivo que tiene que manifestar ante los demás el rostro de Cristo. El Santo Rostro es expresión de esa auténtica belleza, que nosotros la admiremos siempre porque estaremos más cerca del cielo y del amor de Dios manifestado en el Santo Rostros de Cristo”.

La oración de los fieles fue pronunciada por los miembros de la Cofradía de la Buena Muerte, que es la única que tiene su sede canónica en el primer Templo de Jaén.

La Eucaristía concluyó con una bendición con el Santo Rostro.

 

Galería Fotográfica: “Eucaristía de la Dedicación de la Catedral 2017 y Pastoral del Sordo”

 

(Fuente: www.diocesisdejaen.es)

Publicado por Webmaster