SOLEMNIDAD DE LA DEDICACIÓN DE LA CATEDRAL

La Catedral celebra su dedicación

Como cada año, el cuarto domingo de octubre, la Catedral de Jaén celebra su dedicación. En este año se ha cumplido el 359 aniversario de su consagración.

Durante los días anteriores, y para conmemorar esta efeméride, la Seo jiennense albergó dos conciertos. El primero tuvo lugar el viernes. En torno a la figura de San Juan de Ávila, en su año Jubilar, el organista, D. Federico Vallini, Profesor de Órgano del Conservatorio de Música “Luigi Cherubini” de Florencia ofreció un concierto de órgano con acompañado al canto por Dª Marta Illescas, Profesora de Canto del Conservatorio Superior de Música de Jaén y con los textos de San Juan de Ávila que declamará el especialista en San Juan de Ávila, el sacerdote,  D. Francisco Javier Díaz Lorite.

El sábado, tuvo lugar otro concierto, en este caso, interpretado por la orquesta y coro de la Universidad de Jaén, Música en el aniversario de la consagración de la Catedral”, bajo la dirección de Ángel Luis Molina e Ignacio Ávalos.

El domingo, la celebración  eucarística de las 12 fue solemne. Presidida por el Deán de las Catedrales y Vicario General, D. Francisco Juan Martínez Rojas, concelebrada por el guardián del Santo Rostro, el canónigo, D. José López Chica y los tres seminaristas que recibirán el orden del diaconado el próximo 9 de noviembre.

En su homilía, el Deán y Vicario General comenzó exponiendo un símil: “La Catedral es como un mundo”, para después explicar que “la catedral es como una especie de mundo, en el que se resume la vida intensa y profunda de toda una comunidad cristiana, de una diócesis. Un mundo donde el cielo –lo divino- se une a la tierra –lo humano; donde gracia de Dios y libertad humana convergen, dialogan y se entrelazan. Nuestra catedral es como un mundo. No sólo una palabra hecha piedra. Es no sólo es magnífico espacio arquitectónico, sino un maravillo ámbito para el encuentro con el Dios amor misericordioso”.

En este sentido, el Déan continuó explicándo que, “Nuestros mayores edificaron este hermoso templo, como prueba de una fe viva, encarnada, una fe hecha piedra y arte para mostrar el camino que lleva a la belleza absoluta, que es Dios. Debe nuestro es mantener este precioso legado que nos dejaron nuestros mayores, pero sólo podremos hacerlo con autenticidad, si es la consecuencia de una fe vivida con alegría, una fe proclamada y testimoniada sin miedos ni complejos”

Para concluir su predicación, exhortó a los fieles a que sean ellos mismos templos en los que habite el Señor, piedras vivas de su Iglesia: ” Hoy, día grande de nuestra catedral, el Señor nos invita a que nos preguntemos cómo edificamos no ya este hermoso templo de piedra, sino ese otro templo espiritual, que es la Iglesia de Cristo, qué tipo de piedra somos y cómo vivimos nuestra fe. Cada bautizado es templo de Dios, y el Espíritu de Dios habita en él”.

 La celebración eucarística contó con el acompañamiento musical de las voces de la Escolanía de la Catedral, guiadas por la batuta de su directora, Cristina García de la Torre.

 

(Fuente: www.diocesisdejaen.es)

Posted by Webmaster